[rev_slider_vc alias=”testimonial”]

TESTIMONIOS

Yorleth Cecilia Echávez Lara

Uno de los mayores desafíos que podemos tener cuando decidimos hacer parte de esta experiencia, es salir de nuestra zona de confort, de nuestro entorno, de dejar a tu familia. Pero cuando lo tienes claro que quieres hacerlo y Dios toca tu corazón, entiendes que no se trata de ti, se trata de Él y es ahí cuando te dispones a servir de corazón, y cuando estás allí intentas conectar con ellos sin chocar con su cultura (porque son muy diferentes a nosotros). Aunque te preparas antes de ir al viaje, te das cuenta que lo que realmente importa, es tener un corazón dispuesto y una actitud correcta, para así poder ser de bendición a todos ellos. Este viaje marca un antes y un después en la vida de cada persona. Es inevitable que no sea así, cuando llegas allí y ves todo como es, como viven, como es su situación y lo vives en primera persona,tocan tu corazón de una manera especial. Te das cuenta realmente del valor de las cosas, de lo que es verdaderamente importante, de lo que significa realmente la palabra “necesidad”, del verdadero sentido de la vida y que a veces dedicamos nuestra vida a tantas cosas superficiales. De las tareas que hicimos allí, una que tocó indudablemente mi corazón fue cuando hicimos la inauguración de la escuela, en la aldea de Encala, fue un momento mágico, cuando ya terminamos de pintarla, decorarla, el ver a todos esos niños tan felices con sus útiles escolares, con sus mochilas, con las camisetas. El saber que esos 140 niños iban a ser escolarizados. Luego cuando llegaban los adultos y le hacíamos entrega de las audiobiblias, lo atentos que estaban para saberde lo que es verdaderamente importante, de lo que significa realmente la palabra “necesidad”, del verdadero sentido de la vida y que a veces dedicamos nuestra vida a tantas cosas superficiales. De las tareas que hicimos allí, una que tocó indudablemente mi corazón fue cuando hicimos la inauguración de la escuela, en la aldea de Encala, fue un

momento mágico, cuando ya terminamos de pintarla, decorarla, el ver a todos esos niños tan felices con sus útiles escolares, con sus mochilas, con las camisetas. El saber que esos 140 niños iban a ser escolarizados. Luego cuando llegaban los adultos y le hacíamos entrega de las audiobiblias, lo atentos que estaban para saberDe las tareas que hicimos allí, una que tocó indudablemente mi corazón fue cuando hicimos la inauguración de la escuela, en la aldea de Encala, fue un momento mágico, cuando ya terminamos de pintarla, decorarla, el ver a todos esos niños tan felices con sus útiles escolares, con sus mochilas, con las camisetas. El saber que esos 140 niños iban a ser escolarizados. Luego cuando llegaban los adultos y le hacíamos entrega de las audiobiblias, lo atentos que estaban para saberLuego cuando llegaban los adultos y le hacíamos entrega de las audiobiblias, lo atentos que estaban para saber. Luego cuando llegaban los adultos y le hacíamos entrega de las audiobiblias, lo atentos que estaban para saber cómo funcionaba, de la importancia que tienen esos aparatos para que todos ellos allí puedan conocer de la palabra de Dios. Fue uno de los días más intensos en el viaje, pero seguro que fue el más gratificante. Siento que puedo ayudar más y que lo que hemos hecho allí es sólo el comienzo. Hay muchísimas formas de ayudar. Todos no tenemos el mismo llamado, hay personas que viven la experiencia y deciden dejarlo todo para irse allí, hay otros que van allí ven las necesidades que hay y vuelven para conseguir los recursos para poder seguir ayudando, otros que desde aquí hacen que las ideas se materialicen y crezcan en pro del proyecto, otro con un aporte económico, sólo es que tengas el sentir y el deseo de ayudar a los demás.

 

Todos podemos ser parte de esta historia, no hay palabras que puedan expresar la sensación de gozo que supone ver a esos niños tan felices y como día a día va creciendo la misión, de ver cómo Dios va obrando en todo el proyecto y que cada una de esas personas puedan conocer de Jesús para así poder transformar sus vidas y la de sus familias. Como leía hace poco una frase “Sólo se es verdaderamente feliz cuando se busca la felicidad de los demás y además, se consigue.”