Escuela de Deportes

El deporte puede revelar la dimensión esencial del hombre, ya sea como ser niño, de frente a dificultades y derrotas

Hoy existe un lenguaje, el deporte, hablado por todos en cualquier latitud: es un instrumento formidable, típico de nuestro tiempo, que permite a los hombres y a las mujeres encontrarse, conocerse, apreciarse, crecer como personas, experimentar la capacidad de diálogo y de colaboración.

Aprender a utilizar este instrumento para el desarrollo individual y social no requiere solo pasión, sino una competencia cada vez mayor, lo cual se convierte en un objetivo alcanzable hoy solo poniendo en red los recursos humanos y culturales . El deporte, comprendido como una actividad lúdica, motora y deportiva en todas sus formas, puede desarrollar un papel de gran importancia en el campo educativo y para favorecer el desarrollo, dado que sus modalidades de comunicación directa, no verbal, permiten superar las barreras presentes en cada intento de diálogo y de integración. Este rol social del deporte está subrayado en numerosos documentos de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales.

El deporte es un instrumento esencial de formación, maduración de la persona e inclusión social, capaz de involucrar a personas de todas las edades, grupos o condiciones.

El deporte es una actividad que implica mucho más que un movimiento físico: exige el uso de la inteligencia y la disciplina de la voluntad. Revela la maravillosa estructura de la persona humana creada por Dios como ser espiritual, una unidad de cuerpo y de espíritu. La actividad atlética puede ser una ayuda para cada hombre y para cada mujer pues nos recuerda el momento en el que Dios Creador dio origen a la persona humana, la obra de arte de la entera creación.

Y aún más, el deporte es un medio que ayuda a formar el carácter y la personalidad y prepara a los jóvenes para afrontar los desafíos de un mundo competitivo Como M25 creemos que el deporte es una gran herramienta, no solo para ayudar a los niños y jóvenes a encontrar propósito, pasión, desarrollo de carácter, si no que sobre todas las cosas poder encontrarse con Dios, quien es el único que puede cambiar sus vidas.

Nuestro corazón es poder crear un lugar con las instalaciones necesarias para poder desarrollar un trabajo de formación a través del deporte. Clases de Futbol , Basquet, Atletismo, Gimnasia, entre otros que se podrían realizar en la zona del interior de Bissau, creyendo firmemente que realizando un gran trabajo de formación, proveyendo las personas y recursos necesarios, en un futuro podremos ver grandes deportistas saliendo de estos lugares, no solo proveyéndoles una nueva oportunidad de vida, si no pudiendo entender lo grande que es Dios cuando entra en sus vidas, trayendo un futuro de esperanza y un mejor mañana.

Nuestro objetivo no es solo enseñar deportes y desarrollar carácter y disciplinas en la vida de los niños y jóvenes, también es aprovechar esta herramienta, como una forma de evangelismo a las comunidades Musulmanes e islamistas de las aldeas con las que trabajamos, utilizando diferentes recursos evangelísticos que han desarrollado diferentes organizaciones y ministerios como JUCUM, Atletas Para cristo, entre otros. Enseñando valores, principios de vida, de trabajo en equipo, relación de amor entre diferentes comunidades, basados en la palabra de Dios.