Agua de Vida

Todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida

Ubicada en la región de Tombalí, al sur e interior de la selva de Guinea Bissau, se encuentra la aldea de Guilledge. Una aldéa que en su gran mayoría son de la Etnia Fula. Es en esta aldea donde realizamos nuestra base misionera en cada viaje al interior del país, y es aquí donde estamos realizando un gran trabajo junto al equipo de “Camino de Restauración”. Es una aldea que cuenta con unos 2 mil habitantes y que en este momento no cuenta con un suministro de agua potable para atender las necesidades de la comunidad.

En estos momentos estamos desarrollando un proyecto en el que podamos construir un Pozo que pueda dar acceso a agua potable en Guilledge. Este pozo no es como el normal de los pozos de la aldea. Nuestro pozo de agua será realizado a través de una empresa llamada “ASCON”, quien puede realizar el mismo a grandes profundidades, buscando la mejor agua potable. El mismo contara con un tanque de almacenamiento de agua, el cual tendrá una canalización desde la base misionera hasta el centro de la aldea, donde las personas podrán disponer de grifos para recoger el agua por la mañana y por la tarde. Asegurándonos de esta manera el cuidado y mantenimiento del mismo.

El proyecto del pozo de agua, permitiría abastecer de agua potable a las familias de la aldea, disminuyendo una de las causas fundamentales de mortalidad infantil como son las múltiples enfermedades producidas por el agua contaminada. Asímismo, una consecuencia inmediata de la entrada en funcionamiento del pozo, sería la posibilidad de escolarizar a los centenares de niños que cada día no pueden acudir a la escuela por tener que desplazarse buscando agua para subsistir..

El agua es esencial para el desarrollo de cualquier comunidad. Gracias a ella, las enfermedades como la Hepatitis A, el Cólera o la Salmonelosis por las que más de 1.000 niños mueren al día en Africa, pueden verse reducidas en más de un 80 %. Pero sobre todas las cosas, para nosotros es una manera mas de acercarnos a las comunidades Musulmanes y Animistas de esta aldea, para poder llevarles el mensaje de esperanza que viene de Dios, entendiendo lo que dice su palabra en Juan 4:14 “Pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.”